Sabemos que hoy en día una página web es una herramienta básica de comunicación para cualquier marca que se tome en serio a sí misma. Pero, ¿por qué? Pues porque, en el caso de España, son 35,7 millones de personas las que utilizan Internet regularmente, es decir, si no tienes una web temo decirte que estás perdiendo un gran porcentaje de clientes potenciales.

El no tener presencia en los entornos digitales, principalmente no tener página web, puede traer como consecuencia pérdidas de oportunidades de venta por varias razones: no haces contacto con tu público objetivo y desaprovechas la posibilidad de captar a nuevos clientes en otros lugares.

Y es que para el consumidor, Internet se ha convertido en una poderosa herramienta de consumo y es parte importante de sus hábitos de compra, no solo por la comodidad que implica comprar desde casa o desde un dispositivo móvil, sino porque al encontrar un producto en la web tiene acceso a más información, positiva o negativa, sobre el producto en cuestión.

Así que déjate de mirar para otro lado y presta atención: tus potenciales clientes van a buscar en Google quién eres y lo que encuentren (o lo que no encuentren) afectará su decisión final sobre tu marca o producto.

¿Una página web, para qué?

Una página web te da la posibilidad de estar presente en cada dispositivo digital de un cliente potencial, a quien le darás toda la información que necesita sobre tu marca o producto, como si de un escaparate virtual se tratara. Esto, para una pequeña o mediana empresa que necesita darse a conocer para seguir creciendo, es una inversión atractiva. Incluso para todo el impacto que puede llegar a tener en tu marca o producto, un sitio web resulta barato.

¿GRATIS? Lo barato siempre sale caro

Trabajas duro para que tu producto o marca sea de calidad, tenga su respectivo reconocimiento, y ¿pretendes tener una página web gratis o en algunos casos hecha por cualquier familiar/amigo no profesional? Te pregunto, ¿le confiarías la reparación de tu local a un amateur?

Siento decirte que con dicha acción no vas a llegar muy lejos. Queda claro, y no vamos a ser nosotros quien te diga lo contrario, que hay herramientas para hacer páginas web de forma gratuita, al igual que lo más recomendable es acudir a un profesional que adapte tu web a las necesidades de tu producto o marca.

Nuestro principal interés y el de otros profesionales del mismo sector es dar todas las herramientas digitales para nutrir y hacer crecer tu producto o marca, por ello te vamos a contar GRATIS algunos elementos básicos que debe tener la página web de tu PyME.

Claridad

No hagas de tu web un laberinto para averiguar información esencial, muestra claramente en tu página web lo básico sobre tu empresa. ¿Quién eres?, ¿qué productos y servicios ofrece tu empresa? y ¿qué diferencia a tu empresa de la competencia?, son algunas de las preguntas que deberá responder tu página principal.

Visible

Tu web está muy elaborada, bien maquetada, inspira confianza y profesionalidad, y eso a tu cliente le gusta. Pero de poco o nada sirve todo lo anterior si a la hora de cerrar la compra no encuentra tus datos de contacto. No hay alternativa, debes tener siempre a la vista una pestaña de contacto y dejar tu correo o número de teléfono en un lugar visible, para que en cuanto tus clientes tengan dudas o quieran cerrar un trato tengan forma de hacerlo.

URL sencilla

Lo ideal de cara a tus clientes potenciales es que tu url (dirección web) sea sencilla y fácil de recordar. En este sentido la dirección funciona como una marca, debe dejar una impresión en el cliente para que le sea fácil de recordar en cuanto necesite volver. Es recomendable no incluir números o guiones, y dentro de lo posible busca que tu dominio tenga una terminación .com, pues la gran mayoría asume por defecto que esa es la terminación de los sitios web.

Google es el aliado nº1

Una página web tiene múltiples utilidades, ya que es ideal para conectarte con tus clientes actuales, pero también para encontrar nuevos. En esto último juegan un papel muy importante los buscadores, ya que son una enorme vía de entrada para nuevos clientes, pero ¿cómo posicionarse bien en dichos buscadores? Es la pregunta del millón. Para ponértelo sencillo y resumírtelo: La arquitectura de tu sitio debe ser la adecuada y tu contenido debe estar bien cuidado.

Google tiene preferencia por las páginas ligeras, que estas se vean bien en diferentes dispositivos, con descripciones del sitio en el código fuente y con imágenes etiquetadas correctamente, entre otras muchas cosas. Internet está repleto de guías sobre la optimización para motores de búsqueda (lo que nosotros denominamos SEO), pero dichas guías son muy generales y para ser realistas es un tema bastante profundo.

Si no eres un master en el desarrollo de páginas web, no dejes esta tarea a tu sobrino, lo mejor es que le confíes esta labor a alguien que domine el tema, quien dejará el sitio web de tu marca o producto más que presentable para los grandes buscadores.

Diseño orientado a tus clientes

El diseño de la página web de tu producto o marca, como cualquier otra cosa, debe ser sencillo, agradable a la vista (olvídate de colores chillones o mal combinados) y con la información bien maquetada y estructurada, todo bien ordenadito. Ten claro que solo tienes unos cuantos segundos en los que la gente decidirá si tu página web vale la pena o no, por lo que es indispensable que cuando el visitante navegue por tu web vea todo en su lugar. Puedes usar herramientas para crear tu propia página de forma gratuita, pero de alguna forma sería como si tú mismo diseñaras y confeccionaras tu propia ropa: si no eres un experto todo el asunto puede terminar en desastre.

Nosotros sabemos lo importantes que son las estrategias de marketing online para que tu negocio tenga la proyección idónea, por ello trabajamos para ayudar en esta tarea y otras más. Si necesitas ayuda o consultoría en temas de desarrollo web, contacta con nosotros y con gusto te ayudaremos.

Newsletter

Suscríbete ahora mismo para recibir en tu correo nuestra newsletter.

Puede darse de baja en cualquier momento.