Si eres amateur en esto de escribir en un blog y aún no te quedan claras algunas reglas básicas, este post es para ti. Escribir bien va más allá del posicionamiento SEO, y hay que dejar claro desde ya: optimizar tus contenidos para que aparezcan en los primeros resultados de búsqueda requiere de un buen uso del lenguaje. La fórmula es simple: textos claros, concisos, persuasivos y atractivos. Por eso, hoy te dejo estas píldoras para escribir correctamente en tu blog para que avances más rápido en este proceso de convertirte en un redactor pro. ¡Manos a la obra!

Claro y conciso

A veces escribimos algo y no nos damos cuenta de que en esa frase o ese párrafo hay un error, y sé que esto te ha pasado montones de veces, a todos nos ha sucedido alguna vez. ¿Cuál es el problema? que al no escribir correctamente en tu blog puedes confundir a quien te lee, o hacerle entender mal la información y, cuando estamos tratando de vender un producto o de mantener conectado a un usuario, lo menos que buscamos es confundir al lector o darle a entender una información equivocada.

El buen uso del lenguaje es vital cuando se escribe en un blog (y cuando se escribe en general, todo hay que decirlo). Si eres bloguero, debes cada día estar al tanto de los posibles errores que puedas cometer a la hora de escribir porque muchas veces estos errores son casi imperceptibles para muchos.

Por esto, el cuidado de la gramática y la sintaxis tiene que estar siempre presente. Lo principal para escribir correctamente en tu blog es procurar redactar oraciones cortas y con pocos o ningún inciso. También es importante evitar las oraciones subordinadas, esas que si las quitas del párrafo no tienen sentido por sí solas. Escribir oraciones sencillas, no rebuscadas, como si estuvieras hablando con tu lector.

A la vez, los párrafos deben ser cortos, no más de tres o cuatro líneas, ni más de cinco o seis oraciones sencillas.

Lo mismo se recomienda cuando se trata de las campañas de Email Marketing, o el envío masivo de correos, porque la manera cómo esté distribuido el contenido de texto afectará positiva o negativamente en la efectividad de tu campaña. Por eso, se debe combinar imágenes con textos cortos y concisos, atractivos.

Leer y releer

La labor de un bloguero, más allá de presentar un tema o hablar de algo, es hacerlo bien, de la mejor forma posible y dándose a entender correctamente. Por eso, cada vez que escribo un texto, lo leo con el lector texto a voz de Mac o con el de Google Docs. Aunque debo admitir que el de Mac es mucho mejor.

Al escuchar tu texto leído por una máquina es más fácil detectar los errores y determinar si el texto se entiende fácilmente. Es cuestión de utilizar nuestro propio sentido del oído y escuchar el texto con atención y como si no hubiera sido escrito por nosotros. Me refiero a que hay que atender al tema y preguntarse si en esas palabras que hemos escrito está realmente bien plasmado lo que queremos decir o explicar.

El tema

Cada post o entrada que escribes tiene un tema base y también un propósito. Ese tema base es el sujeto de quien vas a hablar o en su defecto es quien protagoniza gramaticalmente la acción. En un texto podemos hablar de una o de varias cosas, lo importante es tener claro de cuántos estamos hablando para que haya concordancia entre el sujeto y el verbo, esto en un sentido gramatical cuando se quiere escribir correctamente en tu blog.

Por ejemplo: Thrive Content Builder y Visual composer es de las plataformas más utilizadas para el diseño web.

El error: Estamos hablando de “Thrive Content Builder y Visual Composer” dos plataformas. En este caso el verbo debería ser “son” porque se trata de dos. Parece un ejemplo tonto, pero muchos cometen este error. Al no cuidar la concordancia entre los sujetos o sustantivos y el verbo, creamos dudas en el lector o le damos un mala experiencia al leerlos.

Asimismo, cuando hablamos de varias cosas a la vez tenemos que guardar un orden entre los elementos e incluso priorizarlos, jerarquizarlos. En principio, hay que establecer cuál será el tema principal y cuáles serán los subtemas. Piensa en cómo enfocarías el texto para que sea más atractivo, esta vez tratando de ponerte en el lugar del usuario y pregúntate: ¿qué es lo que más me interesaría sobre este tema?

La puntuación y tildes

Cuidar la ortografía es vital si quieres ser un profesional en esto de escribir correctamente en tu blog, lo mismo ocurre con la puntuación y las tildes. ¿Por qué? Primero: los errores ortográficos aburren al lector y hacen que este abandone tu texto y tu web pues al ver errores te podría considerar una persona poco profesional y de poca confianza.

La puntuación es importantísima porque una coma mal puesta puede cambiar todo el sentido de una oración y, como hemos dicho antes, lo menos que queremos es confundir al lector. Hay que tener claro que los signos de puntuación se ponen pegados a la última letra de la palabra del lado izquierdo, lo mismo ocurre con los puntos. También hay que saber que después de un signo de exclamación o de interrogación de cierre no se pone un punto final, porque si te fijas bien, verás que el signo ya tiene debajo un puntito que hace las veces de punto final.

Las tildes también son importantes, por algo existen y están pensadas para diferenciar entre el adjetivo “público”, con tilde, y el verbo “publico”, sin tilde. ¿Lo ves? Para esto es útil el propio corrector del Word o de los Docs de Google.

La investigación

Para realmente lograr escribir correctamente en tu blog, debes enfocarte en hacer una buena investigación. Esa es la base de todo buen texto. Hay que consultar diferentes y varias fuentes y, de ser posible, mirar otras en otros idiomas como el inglés ya que muchas veces las mejores informaciones sobre ciertos temas están solo en ese idioma.

Investigar te ayudará a dominar el tema y a su vez exponerlo mejor. ¿Cómo puedes escribir correctamente en tu blog si no dominas el tema? Imposible, te convertirías en un vende humo y tampoco podrías crear un texto que salga del montón que de seguro hay en la web. La investigación te permite darle un nuevo enfoque a un tema, buscar explotarlo mejor o darle un enfoque nuevo. Algunos dicen que no importa lo que dice sino cómo lo dices, en este caso también es así.

Nada de plagio

¡Cuidado! Antes hablamos de investigar, que es muy distinto de copiar. Ver lo que han dicho otros sobre un tema te da una mejor perspectiva y algunas luces sobre cómo podrías tú tratar ese tema. Pero, es un delito copiar el contenido de los demás. Puedes rescatar las ideas, pero plantearlas tú con tu lenguaje y a tu manera, ser diferente. Puedes también utilizar el Plagiarism Checker para detectar cualquier porcentaje de plagio en un texto. Muy útil para utilizarlo con tus textos propios y con los de otros.


Eso es todo, por ahora. Espero que estas pequeñas píldoras para escribir correctamente en tu blog te sirvan y que contribuyan en tu camino para convertirte en un redactor pro. Son solo píldoras, muy breves, aún queda muchísimo por decir del tema, pero por algo se empieza.

Si te ha gustado el post no olvides compartirlo, dejar un comentario o si estás de buen humor invitarnos a un café, esto último lo tienes arriba en el menú. 😉

Newsletter

Suscríbete ahora mismo para recibir en tu correo nuestra newsletter.

Puede darse de baja en cualquier momento.