A priori, parece ser que todos los empresarios saben que es necesario tener una página web y estar presente, a golpe de un clic o una búsqueda, en los diferentes buscadores. Ahora subamos al siguiente escalón: ¿marketing de contenidos? ¿Inbound marketing? ¿blog de empresa? ¿Qué tal si indagamos un poco en estos temas?

Cabe destacar que la creación de un blog de empresa es muy importante ya que, de esta manera, se podrá llegar a los verdaderos clientes potenciales.

Y te preguntarás: ¿qué es un blog de empresa? Y si no te lo preguntas, pasaré a contártelo igual.

Cuidado con caer en el error de creer que el blog es una herramienta promocional. Siendo sinceros, bastantes empresas aprovechan este espacio para hacer publicidad de sus propios productos, pero la estrategia de contenidos del blog de empresa tiene que ir encauzado por otro camino. Se trata de ir un paso más allá y crear un espacio en el que aportes contenidos de calidad relacionados con el sector en el que se enmarca la empresa. De igual manera deberías ser capaz de proporcionar a futuros clientes información de interés, ajustada a sus necesidades o gustos personales.

Por si aún no te ha quedado claro, me dispongo a salir de mi zona de confort y me atrevo a compartir contigo algunas de las ventajas de invertir en la creación de este espacio, ya que tener un blog aportará bastantes beneficios a tu empresa de cara a la competencia.

Enhorabuena, estás en el camino del branding. Construir un espacio en la blogosfera con contenidos de calidad y exclusivos es un paso adelante en la consolidación de tu marca. Tus aportaciones te situarán en el mapa empresarial y en poco tiempo te harás con la confianza de tus posibles/futuros clientes.

Como consecuencia tu empresa gozará de posicionamiento en buscadores y tráfico. A lo comentado anteriormente, hay que añadirle una buena frecuencia de publicación de contenidos y, a su vez, la optimización de las palabras clave. Para ello tendrás que llevar a cabo una estrategia SEO (posicionarte en buscadores a través de palabras claves que beneficien a tu empresa). Todo esto es fundamental para conseguir un buen posicionamiento en los diferentes buscadores, sobre todo en el poderoso Google.

Eso sí, hay que tener en cuenta lo que no debes hacer en tu blog de empresa.

Tajantemente prohibido hablar directamente de tus productos. Olvídate de hacer publicaciones puramente promocionales, procura introducirlo dentro del contenido de calidad.

Tu prioridad es cuidar a tus usuarios. Son posibles clientes potenciales, así que debes escucharlos. Ofreceles buenos contenidos que enciendan su interés, al igual que no debes descuidar tus redes sociales.

Ten presente que el tono de la web corporativa y del blog de empresa es totalmente diferente, para nada es lo mismo. El blog es una herramienta más informal que la web. Puedes expresarte en un tono más desenfadado, evitar tecnicismos innecesarios y mostrarte más cercano con tus lectores.

Así que, si de verdad estás interesado en ofrecerle un filón importante a tu empresa y favorecerla de todas las herramientas que están a tu alcance, no lo dudes más y adelante, ha llegado la hora de crear contenido de calidad que te diferencia de la competencia. No te olvides de compartirlo si te ha gustado y de comentar si te surge alguna duda.

Newsletter

Suscríbete ahora mismo para recibir en tu correo nuestra newsletter.

Puede darse de baja en cualquier momento.